estados-unidos.com.es  
 
 
 
 
 
Washington DC...
 

Washington DC (Distrito de Columbia), es una hermosa ciudad de amplias avenidas, impresionantes edificios de gobierno, inspiradores monumentos, museos y parques espaciosos.

Los nombres que has escuchado en las películas están allí: el Lincoln Memorial, el Capitolio, el Kennedy Center, la Catedral Nacional, el Monumento a Washington, el Muro de Vietnam y hasta el Museo Smithsoniano.

Esta próspera ciudad cosmopolita es un polo internacional de poder y diplomacia, el centro de mando de la política de una las naciones más poderosas del mundo, y una representación de todos los ideales democráticos de los que Estados Unidos se enorgullece.

Es una de las grandes capitales del mundo, con excepcionales museos (casi todos gratis), abundantes parques profusamente arbolados, creativos restaurantes con raíces en su gran comunidad de inmigrantes, y una vida nocturna que parece mejorar cada año.

Como corresponde a la potencia política de la nación, e incluso del mundo, la ciudad atrae a miles de turistas que vienen a Washington DC para ver los monumentos, visitar los magníficos edificios y recorrer los museos emblemáticos.

Nos alojamos en el Donovan House, un hotel moderno cerca de varias atracciones y monumentos. El personal fue muy amable y servicial, y las habitaciones cálidas y atractivas.

Washington es una ciudad de contrastes. Aunque podría ser mejor reconocida por su papel político, DC quiere que el mundo sepa que tiene mucho más para ofrecer que chismes gubernamentales y diplomáticos.

Dividido en distritos, cada uno de los barrios constituye un rasgo distintivo que se suma a las diversas características de la vida de la ciudad.

Mientras el aislado Georgetown - con sus casas coloniales y animada vida nocturna - se llena de nuevas boutiques y restaurantes de moda, Shaw, una vez lugar de tensiones raciales y disturbios, se encuentra en un programa de revitalización que lo transformará en un exponente del patrimonio afro-americano.

El centro ofrece teatros, galerías y la mejor comida china en Chinatown, mientras que el distrito Nueva U, donde Duke Ellington tocó una vez, es el barrio donde disfrutar de la música en vivo.

Uno de los distritos más coloridos es el bohemio Adams-Morgan, con un surtido de tiendas funky y étnicas, mientras que el artístico Dupont Circle es una afluente zona residencial y de negocios, con excelentes restaurantes, galerías de arte y tiendas.

Y en medio de todo esto no nos olvidemos de los monumentos políticos, militares y conmemorativos. Washington DC es la capital de los símbolos patrios de la nación. Además de influyentes edificios e instituciones, entre ellas el Capitolio y la Casa Blanca, también encontrarás algunos de los mejores museos y galerías de arte del mundo.

Justo en las afueras de la ciudad, el Zoológico Nacional alberga miles de animales en 66 hectáreas de parque. Entre sus residentes hay dos pandas gigantes que el gobierno de China obsequió a los Estados Unidos.

Al otro lado del río, en Arlington, la Tumba del Soldado Desconocido se eleva en medio de la sombría majestad del Cementerio Nacional de Arlington, donde están enterrados John y Robert Kennedy.

Por ser hogar temporal de diplomáticos de todo el mundo, la oferta de sus restaurantes es amplia y diversa. Considerada una de las capitales gastronómicas del mundo, ofrece una fantástica variedad de cocinas.

Esta ecléctica mezcla de nacionalidades exige una gama de sabores para satisfacer todos los gustos y orígenes. Barrios y distritos cuentan con su propio estilo, con lugares de moda como Georgetown, muestras de cocina de África Oriental en Adams-Morgan, o el centro de la ciudad con excelentes platos de mariscos.

A la noche, la vida estudiantil y los “Happy Hour” hacen de Washington un lugar muy vibrante y divertido. Los cócteles fluyen libremente, especialmente en Georgetown y Adams-Morgan, donde están los mejores bares y clubes nocturnos.

 

 
  Virginia...  
     
  Charlottesville...  
     
 
Thomas Jefferson fue un hombre de genio creativo, cuyos escritos y arquitectura encarnan ideales de libertad universal, libre determinación y autorrealización que hasta hoy en día siguen inspirando a la humanidad. Entre 1784 y 1809 diseñó y construyó Monticello, su casa, y la Universidad de Virginia – ambas en Charlottesville – que fueron fuertemente influenciadas por sus estudios de la arquitectura neoclásica. Monticello es un ejemplo de una villa rustica en dicho estilo basada en un diseño romano, mientras la Universidad de Virginia fue su emprendimiento arquitectónicos más ambicioso.